realeza

Besamanos a María Santísima de la Cabeza Coronada – Rute.

El 31 de mayo es una de las fechas marcadas en el calendario ruteño, es el día en que la Santísima Virgen baja desde su camarín para recibir la visita de un pueblo que le rendirá pleitesía un año más, una ocasión perfecta para estar más cerca de Ella que nunca; con ello, se pone punto y final a las fiestas celebradas en su honor.

Así pues, el pasado sábado, San Francisco lucía en todo su esplendor con un gran altar dominado por la habitual escalinata, escoltada por ciriales, piezas de candelería, dos parejas de candelabros y elegantes piñas compuestas de rosa y alelí; arriba, el magnífico dosel de orfebrería, estrenado este mismo año, enmarcaba la embocadura de un camarín ocupado por el típico sillón.

Como podemos ver, la sagrada imagen vestía manto de terciopelo azul salpicado de estrellas – estrenado el año de su coronación – junto a una saya realmente única, pues su curiosidad radica en el hecho de estar bordada con paja trenzada.

       

Pincha sobre las imágenes para abrirlas a mayor tamaño.