Mes: octubre 2014

Besamanos a María Santísima del Rocío y Lágrimas – Córdoba.

Asimismo, en la Parroquia de la Trinidad, la Hermandad del Perdón celebraba besamanos a la bella dolorosa del Rocío y Lágrimas; la imagen, vestida por Antonio Villar, se encontraba a un lado del presbiterio, escoltada por blandones y centros de flor.

       

Pulsa sobre las fotos para abrirlas a mayor tamaño.

Besamanos a Nuestra Señora del Desconsuelo en su Soledad – Córdoba.

Durante la jornada del 19 de octubre se encontraba expuesta en devoto besamanos Nuestra Señora del Desconsuelo en su Soledad, titular mariana de la Hermandad del Santo Sepulcro. La imagen que tallara Álvarez Duarte, ocupaba el altar mayor del tempo de La Compañía; a los pies de un gran altar de cultos, presidido por el magnífico simpecado, con abundante cera y las habituales piñas cónicas de clavel blanco, destaca la presencia de las imágenes de los arcángeles de Gómez de Sandoval.

       

Pulsa sobre las fotos para abrirlas a mayor tamaño.

Besamanos a Nuestra Señora del Mayor Dolor – Rute.

La tarde del 15 de septiembre, en la Parroquia de San Francisco de Asís, se encontraba expuesta en devoto besamanos la titular mariana de la corporación del Miércoles Santo ruteño, Nuestra Señora del Mayor Dolor, talla de escuela granadina de mediados del siglo XVIII.

La imagen, que ocupaba por primera vez el centro del presbiterio, nos sorprendía al presentarse con ráfaga, tal y como aparece en una antigua fotografía; dicha pieza, platería sevillana fechable en la segunda mitad del siglo XIX, pertenece a la Inmaculada Concepción de la Parroquia de Santa Catalina.

Por lo demás, lucía su corona de plata de estilo rococó, con aro de estrellas, así como el conjunto bordado en oro sobre terciopelo azul marino. Escoltando a la Virgen, los candelabros arbóreos del palio de Ntra. Sra. de los Dolores, junto a jarras y centros en los que el nardo fue la flor predominante.

       

Pulsa sobre las fotos para abrirlas a mayor tamaño.

Besamanos a Santa María de la Merced – Córdoba.

El pasado día 24 de septiembre, la Parroquia de San Antonio de Padua se llenaba de fieles para mostrar su devoción a Nuestra Madre y Señora Santa María de la Merced, que lucía radiante en el presbiterio del templo, ante el altar preparado por la hermandad para el triduo, escoltada por blandones de plata y centros de nardos.

       

 Pulsa sobre las fotos para abrirlas a mayor tamaño.